¿SABES REALMENTE POR QUÉ TODOS QUIEREN SER TRADER?

Si tuviera que resumir en una sola palabra lo que ha aportado el trading, o ser trader, a mi vida tengo mega-clarísima cual es: libertad.

Puede que te suene a topicazo… e incluso hayas visto cantidad de anuncios o mensajes de marketing chorras con esa idea de asociar trading a libertad.

Yo también estoy harto de ver a traders con un portátil operando en una hamaca en medio de unas palmeras con un daiquiri en la mano.

Y de vendehúmos en una piscina, con bikini y pamela, diciéndote que podrás ganarte un sueldo con 5.000 euros de capital operando 2 horas al día.

Así que me toca explicarte con más detalle, y desde mi experiencia, las razones de peso que hay detrás de escoger la palabra libertad.

Voy a poner apellidos a la palabra libertad y verás como se entiende todo muy rápido sin necesidad piscinas, hamacas y daiquiris o mojitos.

Libertad de elegir dónde quiero vivir.

Libertad de elegir cómo quiero disfrutar de mi tiempo.

Libertad de elegir con quienes quiero relacionarme.

Libertad de elegir en que quiero trabajar y cuantas horas quiero hacerlo.

Son unos apellidos muy largos ¿no?

A día de hoy ya llevo 6 años viviendo en las Highlands escocesas, a unos kilómetros de Inverness y muy cerquita del famoso lago Ness y su monstruo.

Es justo dónde soñaba con vivir hace casi 30 años… y al final conseguí hacerlo realidad y ya con familia numerosa a mi cargo.

 Y si estás pensando en escoceses con falda y demás… si, te lo confirmo, tengo kilt y me lo he puesto varias veces.
 
Mi día a día, y ya hablando sobre la segunda libertad, está adaptado al ritmo de vida de 3 niños en edad escolar.

Soy el que los levanta, les hace el desayuno, los lleva al cole, los recoge, los lleva a las actividades escolares (danza, fútbol, atletismo, funciones de teatro, reuniones con los profes, etc.), meriendas, juegos, etc.

Su día a día hasta las 18.00 horas es conmigo y es algo que he escogido hacer conscientemente. He tenido la posibilidad de poder dedicar muchísimo tiempo a mis hijos.

Vaaaaale, lo confieso. Entre las 9.00 horas que los dejo y las 14.30 que recojo al pequeño tengo tiempo libre… pero no te creas que mucho pues toca jugar al golf, hacer la compra y trabajar un poquito.

Estando en la cuna del golf no pensarías que iba a dejar pasar por alto este tema de dar a la pelotita con el palito y acabar unos días frustrado y otros creyéndome un Tiger Woods. 

Sigamos con las libertades… ya te he hablando de la libertad de escoger donde vivo y de la libertad de elegir cómo disfrutar de mi tiempo.

Muy importante también es la libertad de escoger con quién me relaciono.  Soy de los que no tiene que aguantar a nadie con el que no quiera estar o trabajar.

No tengo ni jefes ni compañeros con los que tengo que relacionarme si o si y puedo poner el foco en que todas mis relaciones sean positivas.

No hay ni relaciones tóxicas ni relaciones que generen cierto estrés o negatividad.

Y para terminar el mensaje de hoy cada domingo decido cuantas horas voy a trabajar en la semana con total libertad.

Hay veces que decido trabajar cero horas… si, cómo lo oyes, no trabajar nada.

Y hay semanas que decido darle caña y meterle 40-50 horas.

Aunque tengo que confesarte que mi semana promedio implica unas 16-18 horas de trabajo.Pero… podría considerar trabajo también el leer sobre nuevas estrategias de trading.

O incluso podría ser trabajo ver cómo abren los mercados americanos desde el móvil mientras recojo al pequeño del cole.

En realidad me da igual mi jornada laboral pues no hay una franja muy clara que sirva de separación de estos dos tipos de jornada.

Toca ir terminando y vuelvo al principio.  El trading o ser trader, si lo haces a través del camino correcto, te va a aportar libertad en el sentido más amplio de la palabra.

Es curioso que en ningún momento haya salido la palabra dinero que es la más habitual a la hora de asociarla al tema motivos por los cuales la gente quiere ser trader.

Es mucho más importante y te permitirá avanzar mucho más rápido el que pongas el foco en disfrutar del camino de ser trader, de las relaciones que se van a dar y de disfrutar de las libertades que vas a ir consiguiendo.

Al final te olvidas del dinero y este solo es consecuencia de ir por ese camino del trading de una forma relajada, positiva, disfrutando, sin presiones, sonriendo, etc.

Por cierto… creo que nunca he probado un daiquiri de esos.   Ni tampoco he abierto un portátil tumbado en la playa.

Copyright © 2011–2020 Viviendo del Trading. · Todos los derechos reservados

AVISO LEGAL   |   PRIVACIDAD   |   COOKIES